Apodos

En Somontín, como en la mayoría de pueblos pequeños, casi toda la gente tiene nombre, dos apellidos y apodo.

Lejos de ser una ofensa, suele ser un apelativo cariñoso heredado de los padres, aunque en algunos casos no se ha recibido con gusto.

En la actualidad cada vez se usa menos, aunque no acaban de perderse.

A partir del trabajo inicial hecho por Antonio Reche Cañavate, de la familia de los "Zopos", hace unos años se publicó en "El Somontinero" esta lista de apodos. Seguro que no están todos, pero sí una buena parte de los que han existido durante el siglo XX.