Gran muestra de apoyo en Somontín a Ramón, el alcalde, Juan Oliver y Ramón Galera

Foto del diario La Comarca

Ayer, 8 de diciembre, se celebró la concentración prevista para dar soporte a Ramón Rueda, el alcalde de nuestro pueblo, a su suegro Juan Oliver y a Ramón Galera.

Hizo de maestro de ceremonias Pepe Acosta que leyó lo siguiente:

Buenas tardes, bienvenidos y gracias a todas las personas que os habéis congregado esta tarde aquí en la Plaza de nuestro pueblo para apoyar a tres buenos vecinos, y decirle al mundo en voz alta que estamos con ellos.

Todos sabemos el motivo por lo que estamos concentrados aquí, porque estamos indignados por la injusticia que se ha cometido en la persona de nuestro Alcalde Ramón Rueda y dos vecinos, Juan Oliver y Ramón Galera.

Los vecinos de este pueblo confiamos en la justicia, respetamos y acatamos sus decisiones, pero como humanos que son los Jueces también se pueden equivocar, no estamos de acuerdo con el fallo de la misma por no haber sido tenido en cuenta a nuestro juicio todos los elementos que concurren a la misma y que esclarecerían los hechos.

La clasificación de vivienda, ¿de dónde se han sacado ese calificativo?, si todos sabemos que es una NAVE y pequeña, para guardar los aperos del campo, me consta que en el Juzgado correspondiente tiene documentos y fotografías de lo que estamos hablando.

Estamos de acuerdo que las Leyes y Ordenanzas Municipales hay que observarlas y cumplirlas, pero que tire la piedra aquel que las cumple a rajatabla, todos hemos infringido alguna vez, este caso ha llegado demasiado lejos.

La palabra SUEGRO utilizada por la Justicia, los Políticos y la Prensa, está demás, Juan Oliver es un vecino mas del pueblo con derecho como otros a tener un mal llamado Cortijo, a disfrutar de agua y luz como los demás vecinos.

Ramón Galera, albañil, hombre que vive de su trabajo, que delito ha cometido por hacer un trabajo, como lo hacen todos los albañiles para mantener a su familia, en una obra menor, nadie se fija en los requisitos legales, lo hacen y punto. Por lo menos esas son las costumbres de todos los pueblos de esta comarca.

Ramón Rueda nuestro Alcalde, otra víctima, lo tratan como delincuente, por favorecer en los servicios de agua, luz y construcción de alguna nave no solo al vecino Juan Oliver, sino a la mayoría de nosotros, incluso a vecinos de Purchena, nos ha favorecido en todo lo que le hemos pedido en la medida de lo posible, sin lucrarse de nada como se puede demostrar.

Un Alcalde esta para administrar el pueblo y beneficiar a sus vecinos, siempre con miras de mejorar las infraestructuras, servicios y equipamientos del pueblo y darnos mas calidad de vida a los somontineros.

Como digo anteriormente que esto ha llegado demasiado lejos, los hechos se han politizado tanto de un lado como de otro , los políticos están deseando enterarse de algún fallo aunque no tenga importancia para darle realce y la importancia que ellos quieran y de esa forma desprestigiarse entre ellos, a sabiendas que por medio hay gente humilde que son los que pagan el pato, como es, este caso. No tienen miramientos ni escrúpulos a la hora de hundir a alguien.

Donde están los inculpados de las 12 mil viviendas  que se han construido ilegales en la provincia de Almería por no hablar del resto de España.

Como esas construcciones, no son, OBRAS MENORES como la nuestra, y posiblemente están implicados con los promotores personas con altos cargos, ya veremos si les meten mano.

Estamos recopilando firmas para apoyar a nuestros vecinos y solidarizarnos con ellos, ya que es nuestra herramienta legal para hacerlo, para entregarlas en los Organismos competentes. Junto a la puerta del Ayuntamiento hay una mesa con folios por si alguno desea estampar su firma.

Si no creyésemos en la inocencia plena de nuestros 3 vecinos no estaríamos aquí para apoyarlos y protestar por la rigurosa sentencia impuesta.

Gracias por haberme aguantado y escuchado y esperemos que sirva de algo esta concentración.

También Juan Justo Oliver, cuñado del alcalde e hijo de Juan, leyó lo siguiente:

En defensa de la justicia, en defensa de la verdad.

Buenas tardes, queridos paisanos vecinos de Somontín.

Nos hemos concentrado esta tarde en la plaza de nuestro pueblo para defender la dignidad de tres personas honradas, de tres personas que no han hecho mayor delito que el de trabajar, y por eso ha sido recientemente juzgados.

Dice el diccionario de la Real Academia Española que vivienda es “un lugar cubierto construido para ser habitado por personas”. Diversos medios de comunicación han aireado este asunto para hacer daño a una persona, al alcalde, a mi cuñado Ramón Rueda. Y como la información no daba para mucho la han agrandado y ha salido a grandes titulares: “El alcalde de Somontín procesado por haber dado licencia de agua a la vivienda ilegal de su suegro”.

Considerando el titular, sería bueno que lo analizáramos:

1.     El alcalde ha dado licencia de agua pero no a su suegro, sino a un vecino cualquiera, como ha dado licencia a tantos y tantos de vosotros que queríais tener el agua en lo que aquí llamamos “cortijo”. No por ser su suegro el que le ha pedido la conexión de agua ha puesto más empeño en ponérsela, no. Antes que mi padre han conectado el agua de la red muchos de vosotros y después de mi padre otros tantos. O sea, esa fijación de algunos medios de comunicación con que ha sido una especie de trapicheo oculto para favorecer a un familiar, que es lo que se desprende de los titulares es una falacia. Es una mentira con gana de hacer daño.

2.     No existe ninguna vivienda ilegal de mi padre en el campo. No hay vivienda, nadie habita allí y nadie va a habitar en una construcción que no tiene otro fin que el de guardar lo aperos y herramientas del campo. Y que allí está para que la visite el medio que quiera y verá que la conexión de agua ni siquiera entra en la nave, que no hay tabiques, que no hay más que lo normal que hay en estas edificaciones: útiles del campo, herramientas, cajas, sacos, fertilizantes, y algunos otros trastos viejos que se sacan de las casas para que no estorben.

Pero no, parece que había que decir “segunda vivienda” a grandes titulares como si nos pasáramos allí temporadas de vacaciones.

Si no fuera porque hay un juicio por medio, visto desde fuera no debería dar risa.

Cuando basta mirar las manos de mi padre para saber que no ha parado de trabajar en toda su vida; basta con mirar su cara para saber que es un hombre honrado.

Por eso ¿qué hay detrás de todo esto?, pues creemos que las ganas de truncar la carrera política de mi cuñado que no ha hecho otra cosa desde que asumió la alcaldía de este pueblo que servir al pueblo, de servirlo desinteresadamente, y de servirlo sin tener en cuenta el color político de quien le reclamaba alguna necesidad, haciendo vivo el principio de “haz el bien y no mires a quién”. En estos trece años y pico de gobierno local se ha atendido las necesidades de los vecinos sin tener en cuenta si eran de tal o cual partido, ni si eran o no votantes de su candidatura.

Y se ha avanzado mucho en estos años, y se ha mejorado mucho la habitabilidad, y el progreso de nuestro pueblo: a nivel educativo, cultural, sanitario, económico, de vías de comunicación, etc.

A lo mejor los que vivimos aquí de forma permanente lo notamos menos que los que vienen al pueblo de tarde en tarde, pero los hechos son incontestables. Basta con darse una vuelta por el pueblo y ver lo que había y lo que hay para notar una mejoría palmaria.

Y por último Ramón Galera, empresario de la construcción, por cierto, de ideología política contraria a la de mi padre, pero de aquí, de la tierra, en nuestra familia no se han mirado nunca las diferencias políticas, se miran las personas, y Ramón Galera es un trabajador y una buena persona, y sus hijos también, y él va a trabajar donde le llaman, y ha tenido la “mala suerte” de que le ha llamado a terminar una obra el suegro del alcalde ¡vaya por Dios! En qué berenjenal se ha metido por ir a trabajar donde le llaman.

Pues así nos encontramos, con tres ciudadanos honrados que han cumplido con su deber, que han tenido una trayectoria de vida intachable:

  • Mi padre, ha construido una nave agrícola para poder tener las herramientas y aperos cerca de sus tierras, con una construcción que no es segunda vivienda porque no es ni siquiera primera vivienda.
  • El alcalde: que ha atendido la petición de un vecino, insisto, como otro vecino cualquiera, que ha solicitado al ayuntamiento un servicio. Y los alcaldes están para eso, para atender las necesidades de sus vecinos, o ¿es que ya hemos olvidado el verdadero sentido de la política? La política es el arte de servir a los ciudadanos.
  • Y por último un albañil que ha ido a trabajar donde le han pedido y lo ha hecho porque de esta manera se gana la vida, y saca a su familia adelante.

Necesitamos una justicia que sepa ver todos estos elementos, que sepa ver la verdadera magnitud de los hechos, y que dicte una sentencia en proporción al delito que se haya cometido, si es que se ha cometido algún delito.

Muchas gracias por venir, la familia agradece las muestras de apoyo y de cariño, también de indignación, que en estos días les habéis manifestado.

Estos son momentos en los que es necesario sentir el aliento de los que ven que se está cometiendo una equivocación y que estas personas no se merecen lo que se está diciendo de ellos.

Muchísimas gracias

Buenas tardes.

Sirvan los titulares de los diarios provinciales como muestra de la importacia de la concentración:

Gracias a Antonio Azor que nos ha enviado los escritos y las fotos (excepto la primera que es del diario La Comarca).